Grandes Viajes

India

Noche de Shiva o Maha Shivaratri

Durante la Gran noche de Shiva, Maha Shivaratri en hindú, se homenajea a este dios del hinduismo. El festival se realiza durante la noche más oscura del año, la anterior a la Luna nueva, entre los meses de febrero y marzo del calendario gregoriano.

Maha shivaratri

Este día se celebra a Shiva realizando su baile celestial, Tandava. Es considerada la danza eterna del Universo, ya que en ella el dios quiso mostrar que la naturaleza siempre evoluciona y que nada es estable. Simboliza la creación, la perseverancia y la destrucción. Sin embargo, durante esa danza agitada, Shiva siempre conserva la calma y estabilidad cantando oraciones.

Otra de las leyendas que dan origen a la festividad es la siguiente: un cazador colocó hojas de Bael en el suelo de un bosque para atraer a un ciervo y hacerlo su presa. En el momento en que un ejemplar de este animal se acercó y comió las hojas, se dio cuenta de que el cazador lo iba a abatir y le habló. Le preguntó qué pasaría si su familia veía que no regresaba esa noche. En consecuencia, el hombre lo dejó con vida y no pudo cazar ningún animal por compasión. Casualmente, sin saberlo, estaba colocando hojas sobre un lingam dedicado a Shiva. Este dios se le apareció por la mañana y le dio el don de la sabiduría. De ahí en adelante el cazador no volvió a comer carne y se dedicó a reallizar buenas obras.

Tradiciones de la Noche de Shiva

Noche de Shiva

Para homenajear a Shiva, los hindúes realizan distintas acciones. Una tradición de los más devotos es ayunar y permanecer despiertos toda la noche. Durante ella realizan yoga, meditan y según la región también hay juegos y celebraciones.

Durante el día se dejan ofrendas de hojas de bael y agua en el Lingam que representa al dios, tomando como referencia la historia anterior. Además, hay quienes realizan, también como ofrenda, un baño de leche con cúrcuma y arroz blanco o rojo.

Los devotos de Shiva llevan la “tripundra”: tres líneas horizontales de ceniza que se dibujan en la frente. Esas líneas son las que llevan los Sadhus. Simbolizan los tres ojos de Shiva con la espiritualidad, la pureza y la penitencia.

Las mujeres creen que esta fiesta traerá suerte, por lo que las solteras piden un buen marido y las mujeres casadas piden buena suerte para su esposo e hijos.

Hay muchos hindúes que peregrinan a Nepal, al templo de Pashupatinath en Katmandú para dejar sus ofrendas. Pashupati es Shiva, siendo el “maestro de todas las criaturas del planeta”.