Grandes Viajes

India

Festival Holi

Cada año, a finales de febrero o principios de marzo, las ciudades y pueblos de India se llenan de color con una fiesta que ha trascendido ya todas sus fronteras. El Festival Holi es una tradición hindú en la que, durante dos días, se celebra la llegada de la primavera y la victoria del bien sobre el mal.

Una festividad en la que participa toda la población, sin importar su género o casta, y que logra que miles de personas salgan a la calle rebosantes de felicidad para lanzarse polvos de colores que homenajean a las flores que están a punto de salir.

Festival de la India

Una de la leyendas hindúes que explica el origen de esta celebración es la siguiente: Kashipú, el rey de los demonios que se creía el único dios, intentó asesinar a su hijo porque era devoto de Vishnu. Tras varios intentos fallidos ordenó a su hija Joliká, quien era inmune al fuego, que se colocara en el centro de una hoguera con su hermano para lograr acabar con él. Sin embargo, protegido por Vishnu, el hijo se salvó y Joliká murió. Es por esto que se celebra el triunfo del bien sobre el mal.

Rituales del Festival Holi

El festival dura dos días y se llevan a cabo distintas actividades.

El primer día de la celebración se realiza una hoguera para simbolizar el sitio donde murió Joliká. Los familiares y amigos se reúnen para cantar y bailar alrededor de la hoguera. Comparten comida, bebida y se lanzan distintos pigmentos de colores.

Holi - Festival de colores

El segundo día es el más alegre y se celebra el triunfo sobre el mal. Los hindúes se agrupan y lanzan polvos de colores (llamados Gulal) y bombas de agua entre ellos. Los parques y calles se encuentran repletos de personas lanzando estos polvos de colores al aire, bailando, tocando música y jugando.

Cabe destacar que, antiguamente, los polvos de colores se creaban con hierbas medicinales, por lo que tenían poderes curativos y eran terapéuticos. No obstante, en la actualidad se utilizan cada vez más polvos artificiales, ya que tienen más color.

Precauciones para asistir al festival

Los dos días que dura el Holi son de los días más felices del país, ya que todos sus habitantes, sin importar el género, la casta o la riqueza, se mezclan y festejan juntos. Es, definitivamente, un espectáculo único al que asistir. Sin embargo, hay algunas precauciones que vale la pena saber de antemano:

  • Ten cuidado con los móviles y las cámaras de fotos. Los polvos de colores alcanzan a todo lo que se encuentren en el camino y pueden arruinar tus dispositivos. Si quieres tomar fotos asegúrate de cubrir bien el aparato.
  • Probablemente tengas que tirar la ropa a la basura tras asistir al Festival Holi. Entre el agua y los colores, la vestimenta se arruina y es muy difícil limpiarla por completo. Por ello recomendamos que lleves las prendas que tengas en peor estado para luego poder desecharlas. También puedes cubrir tu cabello si quieres evitar que se llene de polvo.
  • La mayoría de los asistentes beben alcohol y, ya que muchos hindúes no están acostumbrados a beber, se pueden descontrolar. Intenta evitar a las personas que van en mal estado o grupos de gente muy grandes. Además, ten especial cuidado si eres mujer. Recomendamos visitar el recinto por la mañana, ya que a medida que avanza el día la gente bebe más alcohol.